Barrido electrónico en la detección de dispositivos espía.

Barrido electrónico en la detección de dispositivos espía.

La puesta en marcha de un barrido electrónico puede deberse a varias circunstancias, tan lejanas como diversas. Desde un marido celoso que instala micrófonos o cámaras ocultos en su propio domicilio a multinacionales que los realizan de forma periódica como mecanismo de prevención a la fuga de información sensible, el barrido electrónico trata, en todos los casos, de detectar elementos espía, dispositivos susceptibles de captar información de diferentes formas. Une a unos y otros casos la forma de captado de dicha información, que es, obviamente, sin el conocimiento y por lo tanto sin la autorización del interesado o dueño  de la misma.  En cualquiera de los casos el procedimiento del

Barrido electrónico en la detección de dispositivos espía.Barrido electrónico en la detección de dispositivos espía.
Barrido electrónico en la detección de dispositivos espía.

barrido electrónico es el mismo, iniciándose con un análisis del espectro de radiofrecuencia, es decir, señales de audio y video y emisiones de teléfonos móviles.  A continuación se analiza la línea telefónica, que es, como no podía ser de otra manera, uno de los mecanismos para entrar donde no deben preferidos por los espías; después se investiga la línea eléctrica, pues puede ser utilizada como transmisora de información. Tras estos tres análisis, se realiza la inspección física de la zona afectada, hasta encontrar con equipos especiales el lugar exacto de situación de los dispositivos ocultos.

Un barrido electrónico hecho por profesionales especializados y conocedores de método y equipos,  puede garantizar al 100 % la limpieza de la zona donde se ha efectuado. Si necesita profesionales así, búsquelos en la web Barridos Electrónicos.