Contravigilancia-Vigilancia y Seguimiento de Personas

El servicio de detectives privados es una alternativa a la que recurren personas, familias, instituciones públicas y privadas, con la finalidad de obtener información precisa cuando son víctimas de delitos, localizar  a personas, animales o bienes extraviados, lo que hace posible salvar vidas o recuperar objetos de interés.

Es fundamental que los detectives privados cumplan con un proceso formativo y de capacitación especializado en materia de investigación, así como desarrollar habilidades y destrezas que hagan posible su desempeño exitoso.

 Instituciones que demandan permanentemente el servicio

Numerosas instituciones recurren a los servicios de detectives privados, aunque en la mayoría de los casos son empresas aseguradoras que necesitan detectar y evitar posibles estafas y cobros ilegales de dinero por determinados servicios que estas compañías prestan a los asegurados.

 

Contravigilancia-Vigilancia y Seguimiento de Personas
Contravigilancia-Vigilancia y Seguimiento de Personas

Algunas personas pretenden asegurar empresas contra incendios, procediendo a incendiarlos de forma intencional, otros aseguran los vehículos contra todo riesgo y luego declaran, sin ser cierto, que el automóvil fue robado, todo con la intención de lucrarse de una forma fácil pero ilícita.

Requisitos que Evalúan los Contratantes

Para decidir qué detectives privados contratar, las instituciones exigen un alto nivel de conocimientos y experiencia, así como que los convocados dispongan de las herramientas tecnológicas y equipos materiales pertinentes, además del reconocimiento social en el ámbito solicitado.

Es importante, que todo aquel que decida ser un buen detective, se someta a estudios y capacitación, no sólo en detección de huellas o seguimiento de personas, sino además de conocimientos en psicología, lenguaje, comunicación, relaciones interpersonales, defensa personal, poder de convencimiento y cultura general.

Por otra parte, un buen detective privado, se caracteriza por su habilidad de trabajar en equipo, coordinar y estimular la intervención de otras personas cuando así se requiera. También el exhaustivo registro y seguimiento de la investigación, de acuerdo a las condiciones de cada caso.

 

 

 

 

 

 

La prudencia y discreción, son condiciones significativas que debe reunir un buen detective, ello contribuye a pasar inadvertido y que tenga facilidad de acceso a documentos, contactar personas y obtención de información veraz y oportuna.

El desempeño de un detective privado no es nada fácil, por cuanto genera múltiples riesgos y que en la mayoría de los casos, exige dedicación exclusiva que conlleva al agotamiento, estrés y deterioro en general de la salud

Inversión Financiera

En el caso de las inversiones financieras también se han visto casos en donde los detectives privados les es muy difícil llegar a convertirse en todo un profesional, ya que para ello deben formarse y la carrera como tal es muy costosa, lo que ha dado como consecuencia que algunas personas no terminen y se queden a medio camino

En algunas instituciones académicas es rigurosa la selección de aspirantes a cursar estudios como detective privado, sobre todo en aquellos países sujetos constantemente a atentados terroristas y su seguridad nacional,

Veracidad de la Información

La obtención de evidencias y pruebas contundentes garantiza veracidad en la información, descartándose rumores y la presunción de hechos punibles sin sustentación legal, y procedimental.

Es una condición primordial, no cerrar un caso hasta tanto el detective privado no tenga en su poder la suficiente cantidad de pruebas que avalen el fruto obtenido durante el proceso investigativo.